En mi funciona más hacer los ejercicios temprano en la mañana así que levantarme temprano para comenzar el día me hace sentir bien. Sé que muchas personas luchan por hacer ejercicio por la mañana, así que pensé que esta sería una gran oportunidad para compartir contigo lo ha funcionado para mí y si es algo que puedes hacer para que sea más fácil ti.

 

Pon el despertador con tu música favorita para ayudarte a levantarte de buen humor, o en lugar de presionar la repetición, trate de hacer un par de estiramientos rápidos para despertarte suavemente.

 

Simplifica tu rutina matutina

Mientras que algunas personas pueden saltar de la cama en el momento en que suena la alarma, no te sientas mal si no puedes. Es común sentirse atontado o un poco «fuera de sí» si te despiertas y sales corriendo. Para que sea más fácil salir por la puerta cada mañana, mantenga su rutina lo más simple posible.

 

Puedes hacer esto:

 

  • Arregla tu ropa de gimnasia y prepara tu bolso por la noche, antes de acostarse.
  • Preparar el desayuno la noche anterior, de modo que esté listo para tomar y llevar (la avena nocturna o los paquetes de batidos congelados son geniales para esto).
  • Si es posible, permite que haya luz natural en el dormitorio para ayudarte a despertar.
  • Prepara  tu almuerzo para el día siguiente antes de acostarse cada noche.
  • ¡No te dejes absorber por tu teléfono! Resista el impulso de ponerse al día con los correos electrónicos o las redes sociales hasta después de levantarte y moverte., no en el baño recien levantado. Te quitará tiempo.
  • Ten tu bolsa de gimnasia, botella de agua y llaves en el mismo lugar para que  solo puedas agarrarlos y salir

 


Elije entrenamientos más cortos y de alta intensidad, ya que saber que solo tienes que entrenar durante unos 30 minutos puede facilitar el tiempo de tu horario matutino.

Reconoce tu trabajo,  si te apegas a la rutina y no eres una persona madrugadora, los primeros días (o incluso las semanas) mientras te adaptas a las mañanas de ejercicios será un poco difícil. Pero el premio positivo, como darte una pequeña recompensa, hace que sea más fácil seguir nuevos hábitos. Disfruta de un desayuno en su cafetería favorita y aún tengas tiempo para hacer todo lo que necesitas, ¡porque te ha despertado antes! y así No será necesario levantarte al amanecer para hacer ejercicio por la mañana. Ya que con un poco de preparación la noche anterior y algo de práctica, ¡puede comenzar el día con un ejercicios físicos y sentirte llena de energía y alegre.